El Glaucoma y el Miedo a “Ver Demasiado”

Por lo que respecta al pensamiento simbólico y mitológico, el ojo es la representación de Jesús El Profeta, cuyo símbolo era el pez (forma del ojo) ya que los ojos encarnan el poder espiritual.

El glaucoma, denominado así por el color verdoso que toma la pupila, es una enfermedad de los ojos que afecta al campo visual debido a un daño progresivo en el nervio óptico producido entre otras causas, por la elevación de la presión intraocular.

En esta enfermedad las fibras ópticas pueden quedar dañadas de forma irreparable y causar una pérdida de visión absoluta e irreversible.

La palabra glaucoma procede del término griego glaucos (claro, brillante) y oma (resultado de un proceso). Glaucos es un adjetivo referente tanto al blanco como al verde azulado del mar.

Por lo que respecta al pensamiento simbólico y mitológico, el ojo es la representación de Jesús El Profeta, cuyo símbolo era el pez (forma del ojo) ya que los ojos encarnan el poder espiritual.

El pez interpretado desde la psicología arquetípica representa la verdad profunda (la que está bajo el aguabajo las emociones) que se oculta para ser atrapada y a continuación salir a la luz.

Se trata de la verdad que brilla en secreto en un primer momento y que el ?pescador? debe obtener. Jesús representaba la verdad, el Pescador, el profeta, el que era capaz de ?atrapar? y ver lo que el resto no veía.

El glaucoma desde un enfoque mitológico tiene conexión con Glauco, un humilde Pescador que al mascar unas plantas mágicas, quedó convertido en inmortal, de forma que su barba y melena adoptaron el color verde, color de las algas marinas (color de los profetas), a la vez que sus piernas quedaron transformadas en una cola enroscada como la de un enorme pez. Glauco recibió el don de la profecía, el don de ver antes de tiempo.

El glaucoma según la bioneuroemoción puede tener que ver con el miedo a ?ver demasiado?, con el miedo a anticipar un futuro no deseado.Un miedo a la verdad, a lo profundo, a la propia Esencia. Es un miedo (como todos los miedos) proveniente de Ego y de su temor a desintegrarse en algo más grande.

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *