Diabetes: negarse a la dulzura de la vida

Indica un deseo de ser amado, combinado con una inhabilidad para dejarse amar. El resultado es ?hiperacidez? o sea, los que no aman, se vuelven ácidos. Te falta el dulzor de la vida y añoras el amor que no puedes dar.No esperes esa pareja ideal imaginaria, deja que el amor te llegue de todas partes. Suelta el pasado y reconoce que el amor, el disfrute y el afecto son elementos fundamentales de la vida.

 

BLOQUEO FÍSICO:

La diabetes es una enfermedad del páncreas, consecuencia de una deficiencia en la función endocrina del páncreas, que se manifiesta como un déficit de insulina.

 

BLOQUEO EMOCIONAL:

El páncreas es la glándula que está ligada al centro energético del plexo solar. Todo problema en esta glándula indica que existe un trastorno en el nivel emocional. De hecho, este centro de energía administra las emociones, los deseos y la mente. La persona que padece diabetes es emotiva y a menudo tiene muchos deseos. Es del tipo de persona que desea algo para sí misma y también para todos sus seres queridos. Quiere que todos reciban una rebanada del pastel. Sin embargo, puede ponerse celosa cuando alguien tiene más que ella. En general, es una persona muy servicial, pero con muchas expectativas. Actúa con todos como madre y se culpa fácilmente si lo que desea para los demás no se realiza. Existe en ella una gran actividad mental debida a una búsqueda intensiva de los medios necesarios para dar respuesta a sus expectativas. El hecho de cultivar tantos deseos oculta una tristeza interior que proviene generalmente de un gran deseo de ternura y amor que nunca ha sido satisfecho. La diabetes se manifiesta en el niño cuando éste no se siente suficientemente reconocido. Su tristeza le ocasiona un vacío interior que busca una compensación. De este modo intenta llamar la atención.

 

BLOQUEO MENTAL:

Tu diabetes se presenta para advertirte que te sueltes y te des tiempo para dejar que las cosas sucedan en lugar de querer controlarlo todo. Deja de creer que tu misión es disponer la felicidad de todos los que te rodean. Eres el tipo de persona que logra lo que quiere, pero los demás no necesariamente desean las mismas cosas ni en la misma medida que tú. Date tiempo para disfrutar las dulzuras de tu vida en su momento, en lugar de distraerte con lo que vas a querer mañana. Hasta ahora has preferido creer que lo que deseas es siempre para los demás. Acepta la idea de que esos deseos son, antes que nada, los tuyos, y luego reconoce todo lo que has obtenido hasta este momento. Acepta también que, aún cuando un gran deseo no se haya realizado en el pasado, ello no te impide apreciar los deseos pequeños que se hacen patentes ahora. Si eres un niño diabético, ha llegado el momento de que dejes de creer que eres el hijo perdido de la familia. Eres tú quien debe encontrar tu lugar.

Las personas con diabetes, tienen un afán no reconocido de realización amorosa y no son capaces de aceptar y abrirse al amor.

Son personas que por lo regular y desde pequeñas, se han conformado con el poco amor o el frío amor, o el indiferente amor que han recibido y viven pensando en que merecen más.

Para el inconsciente, es lo mismo AMOR = AZÚCAR.

“No asimilo el amor, no asimilo el azúcar.”

Los niños aman y disfrutan los dulces, porque siempre están dispuestos a recibir amor.Un adulto con carencias afectivas, tenderá a comer mucho dulce, a comer su postre, en su intento de compensar esa carencia.

TIPO I: (Lado masculino del córtex, el derecho).

Prohibición o peligro de los cambios.

El azúcar no entra en la célula.

  • ¿Debo resistir porque hay un peligro?.
  • ¿La ternura es peligrosa para mí?.
  • ¿No quiero que entre el amor dentro de mí?.
  • ¿Horror al frío?.
  • El amor es tóxico, peligroso (tocamientos sexuales, familiares que te quieren pero te pegan, etc.)

En estrés mental, gasto azúcar.

80% ?No reflexiono lo suficientemente bien?.

20% ?Hay que descargar energía?.

 

Ejemplo:

Un hombre de 40 años, recuerda que hasta los 3 años fue cuidado por sus tíos.

Él se negó a los afectos de sus padres.

Sintió que no le querían.

No recibió la dulzura que él sentía que merecía.

Conflicto:

Mala alimentación afectiva.

Vivir con personas que nos ?amargan? la existencia.

Sensación de haber recibido la dulzura equivocada ( tocamientos, violación, etc).

Separación afectiva (horfandad, padres divorciados, padre que abandona).

Temas transgeneracionales: pactos ancestrales de lealtad con algún familiar sufriente, abandonado o que no recibió el amor merecido. “Si él/ella no recibió ternura, yo (por amor) tampoco me permito recibirla”

Resentir:

  • ¿Todo lo que me dan a nivel afectivo, no me gusta?.
  • ¿Me hace daño la dulzura que recibo?.
  • ¿No merezco dulzura en mi vida?.

TIPO II: (Lado femenino del córtex, el izquierdo).

A menudo estas personas son hiperactivas, tienen la necesidad de acumular energía.

Si hay hemorragia en la cistitis = ?Yo quiero dejar esta familia?.

Casi siempre diabetes implica: Casa dividida en dos.

La Soledad del corredor de fondo.

(Hombres diestros, mujeres zurdas).

Rechazo a inmigrantes. Sentirse “extranjero”.  Sentirse fuera de “casa”.

Reflexión:

¿Mi cuerpo es mi casa. Mi país y mi tierra es una extensión de mi cuerpo. Cuando otras personas entran en mi casa, no me toleran o no los tolero me aisló o me aíslan.  Entonces: RESISTO?.

La diabetes frecuentemente se relaciona también con tristeza profunda que se produce después de un acontecimiento en el cual sentí rencor contra la vida.(Perder a la pareja, perder dinero, perder a un hijo, perder mi casa).

Causa probable:

  • Nostalgia de lo que pudo haber sido.
  • Gran necesidad de controlar.
  • Tristeza profunda.
  • Carencia de dulzura para con uno mismo.

Nuevo modelo mental posible para sanar:

  • “Este momento es toda alegría”.
  • “Elijo saborear la dulzura de hoy”
  • “Merezco y disfruto de la dulzura que recibo y yo mismo me ofrezco”.

 

BIODESCODIFICACIÓN DIABETES

Diabetes Mellitus (Tipo 2)

Hiperglucemia, (azúcar en la sangre), o glucosa en la sangre, se trata de la fase activa de un ?Conflicto de resistencia + miedo?Esto implica que la persona vive resistiéndose a algo o vive forzada a hacer algo en contra de su voluntad. Está viviendo una situación que ?no quiere? vivir, incluso, puede ser orillado a hacer algo en contra de sí mismo y no opone resistencia por miedo. Vive con temor hacia alguien o hacia algo e incluso, con miedo a la situación que está confrontando.

?No puedo vivir sin mi marido, ya no quiero vivir, tengo miedo de vivir sola?.?No puedo dejar a mi marido, me mataría a golpes si lo hago?.?Cuando mis hijos se casen la casa estará vacía,¿qué voy a hacer entonces??

(Las células beta de los Islotes de Langerhans del páncreas producen y segregan insulina para eliminar el exceso de glucosa en la sangre en su estadio normal.)

Durante la fase activa del conflicto, las células beta del páncreas (ectodermo), dejan de ser funcionales y se produce así una ausencia de insulina para mantener altos niveles de glucosa o azúcar en la sangre, (la llamada hiperglucemia)?, el propósito o sentido biológico de mantener altos niveles de azúcar o glucosa en sangre es en este caso, tener hambre todo el tiempo posible, para poder ?resistir? y aumentar el consumo de nutrientes para ?compensar? y a poder aprovechar el uso de la glucosa por parte del organismo

Durante la fase de resolución del conflicto (reparación o curación), las células beta páncreas se vuelven funcionales, produciendo insulina nuevamente para eliminar el exceso de glucosa en la sangre, y los valores de la tasa glucémica vuelven a la normalidad lenta y progresivamente?

Fuente Akasha Sanación Integral

El “Proyecto Sentido” según Enric Corbera

El Proyecto sentido es una oportunidad de sanar unos errores de los padres desde la fecundación hasta los tres años de vida, de no somatizarse en lo físico, no tendrían fin. El hijo muestra la sombra de lo no resuelto por sus padres y  sus ancestros, lo hace a través de los síntomas físicos y emocionales que pueden ser catalogados como enfermedad o alteraciones de conductas.

Superimposed newborn baby inside the mother’s pregnant belly

Cuando se trabaja con el Proyecto sentido, ocurre algo mágico: cuando la madre toma conciencia de todo el problema, el niño presenta una mejoría prácticamente instantánea. Las cosas se resuelven solas, porque nuestro inconsciente lucha por salir y expresarse, y cuando lo hace, desconecta los programas. Nuestro inconsciente quiere emplear toda la energía para vivir, y no para expresar el resentir lo ?no resuelto? y ?lo no dicho?.

El proyecto sentido es múltiple, y en sus facetas se encuentran muchos de los programas que luego revivimos cuando somos adultos, por una fuerza del inconsciente que está relacionada con la fidelidad familiar. Romper ese lazo o bloqueo se hace imprescindible para poder vivir nuestro proyecto de vida libremente y sin condicionamiento.

Entre los acontecimientos relacionados con el proyecto sentido destacan:

Fecundación: Posterior a un aborto o perdida, durante un duelo, en una reconciliación, un accidente, para unir a mis padres, producto de una aventura, una violación, por prostitución, fecundación no deseada, rechazada por abuelos, inseminación artificial, bebé probeta, vientre alquilado…

Embarazo: Cuando se enteró de mi presencia en su útero sintió angustia, tristezas, soledades, rabia, temor o deseos de abortarme, amenaza de aborto, tristeza de mamá por muerte de un familiar cercano, rechazada; culpa, rencor de mamá contra mi padre porque lo culpo de mí embarazo, miedo a ser buena madre, abandonadas por mi padre, conflictos entre mi padre y madre durante mi embarazo, maltratos a mamá, escondió mi embarazo, disgusto de mis abuelos, mamá fue corrida por mis abuelos, tuvieron que casarse obligados por mí embarazo, miedo de mi madre de esta responsabilidad nueva que me esperan con este nuevo hijo que va a nacer, hiperémesis. Diabetes de embarazo, preclampsia, eclampsia…

Nacimiento: Parto prematuro, parto tardío, parto provocado o inducido, fórceps, cordón umbilical alrededor de mi cuello, miedo de mamá a parirme, tristeza o rabia de mamá por estar sola, nací bajo anestesia de mi madre, nací por cesaría, nací de nalga o de pié, tuve sufrimiento fetal, parto forzado, hice sufrir mucho a mi madre durante mi nacimiento, mamá casi se muere en mi nacimiento, no deseado mi sexo, rechazo de mamá, rechazo de papá, abandonada…

Los primeros tres años: Colocado en incubadora, no me amamanto mamá, me abandono al nacer, depresión materna, regalada al nacer, padre o madre ausente, no se ocupó de mi atención, me dejo con mis abuelos u otros adultos, poco afectivo/a, prefería más a mis hermano que a mí, me hacía sentir no querido por él o ella, me rechazaba, me criticaba mucho, no me daba cariño, me celaba de papá o de mamá, me sobreprotegió, se separaron, me asfixiaba, me ignoraba, no me dejaba jugar, era injusto/a conmigo, fuy maltratado, me obligaba a hacer lo que yo no quería, me manoseo mis partes íntimas, abuso de mí, infiel, me traiciono, peleaba mucho, le pegó a mi mamá, amenazo a mama con armas, alcoholico/a, drogadicto/a, ladrón, preso….

¿Como liberarnos?

1. Síntoma físico, psicológico, conductual o enfermedad. ¿Desde cuándo, primera vez?. Para ubicar el momento en que fue desencadenado.

2. Situación vivida. Ubicarse en el momento que inicio su síntoma o dolencia. Revivir donde está, con quienes está, que hace, ¿Cuál es la situación?, ¿Qué pasa con..?.

3. Pensamiento. En casos de pensamientos negativos:

Tristeza o temor a la soledad, relacionado con las creencias centrales con respecto a sí mismo ?estoy desamparado?, ?van a abandonarme?, ?estoy indefenso?, ?me siento solo?, ?me quedaré solo?, ?no valgo la pena?, ?soy diferente?, ?no soy normal?, ?no me amarán? y ?no me desean?, ?no soy atractivo?, ?no se ocupan de mi?.

(Esto también podemos proyectarlo sobre las personas y al mundo, ?quien me quiere me abandona?, ?no es posible confiar en los demás?)

Rabia o temor a ser rechazado, asociado con las creencias centrales con respecto a sí mismo ?van a rechazarme?, ?soy inadecuado?, ?no soy bueno?, ?soy malo?, ?no soy querible?, ?no me comprenden?, ?no agrado a nadie?, ?nadie me comprende?, ?nadie me quiere?, ?todos me rechazan?, ?el mundo es un lugar podrido?.

Inseguridad o temor a fracasar, asociado con las creencias con respecto a sí mismo por inmadurez y falta de confianza: ?Soy un fracaso?, ?no puedo?, ?no sé?, ?soy inútil? ?no soy bueno?, ?soy vulnerable?, ?soy incompetente?, ?soy débil?, ?soy incapaz?, ?estoy atrapado?, ?estoy indefenso? y ?soy dependiente?, ?no se ocupan de mí?, ?no me respetan?, ?soy inferior a los demás?.

Con respecto a las creencias que se proyectan sobre las personas y al mundo:

?La gente va a herirme? y ?me quieren dañar?, ?el mundo es amenazante?, ?quiero que me ayuden?, ?no confían en mi?.

4. Sentimientos displacenteros. Soy infeliz, culpable, desgraciado, temeroso, inservible, irresponsable, rechazado, no comprendido, abandonado, desamparado, entre otros.

5. Revivir la emoción sentida. Temor, miedo, inseguridad, confianza, seguridad, tristeza, soledad, alegría, rabia, ira, amor. Incremente la emoción displacentera. ¿Cuál es la necesidad biológica insatisfecha?

6. Reviva la sensación física o síntoma. Toque con su mano el lugar de su cuerpo donde siente esa emoción displacentera identificada. ¿Qué siente en ese lugar?: dolor, hincada, corrientoso, opresión, me aprieta, ardor, quemazón, retuerce, palpitación, ahogo, no puedo respirar, se desvanece, sin fuerza, etc.

7. Resentir. ¿Qué te provoca decir y callas?, ¿Qué te provoca hacer y reprimes? ¿Para qué vives esa experiencia?, ¿cuantas veces la has repetido?

8. Comprender la experiencia vivida, en el momento que ocurrió y en el presente.

9. Liberación.Mediante: Hacer el duelo, regresión consciente con perdón y corte energético, flores, carta o perdón escrito y quema para esterilizar la mente del pasado o resentir. De ser necesario. TERAPIA DEL ESPEJO

10. Reprogramar,

repotenciar al participante con la toma de consciencia.

Empoderándolo de los beneficios logrados al vivir esa situación que descodifica.

Tomar consciencia de sus principios, fortalezas y talentos.

Toma de consciencia de para que experimento la descodificación, que se compromete a hacer por su bienestar y felicidad.

Sobrepeso, Obesidad y Biodescodificación

Desde el punto de vista simbólico, las personas que engordan, en realidad lo que hacen es ?protegerse? de los demás, o de algún tipo de situación o trauma instaurado en su cabeza.

En el sobrepeso excesivo y obesidad no se acumula masa ósea, ni muscular, ni se agranda ningún órgano, ni se llena ninguna cavidad de aires malignos. Lo único que se acumula bajo la capa de la piel es una cantidad de grasa (energía estancada) que no se va a usar y se retiene una cantidad de líquido (emociones tóxicas), que el organismo no puede eliminar.

Las células del cuerpo de una persona obesa, obedecen una orden de acumular grasa, y como sea, de no soltarla, no ?quemarla?. Centrándonos en la grasa, ésta podría considerarse como un elemento comodín que el cuerpo, obediente como marinero a las órdenes del patrón, el inconsciente, las sitúa estratégicamente con distintas intenciones, tantas como obesos. Tres ejemplos:

  1. En el abdomen, para defenderse de ser adulto. Tomamos forma de bebé barrigón. Puede que el árbol ataque a los niños cuando ?espigan?. En el abdomen también, para simular un embarazo. El árbol te acepta como madre, no como mujer.
  2. En las caderas y muslos para ocultar el talento creativo y la libertad de expresión artística. El árbol asignó a otra persona este territorio, o hay una prohibición total al desarrollo libidinal, en beneficio de otro de los egos, por ejemplo el intelectual o el material.
  3. En todo el cuerpo a consecuencia de un abuso sexual. Puede provocar que asociemos ?la belleza? con ?la agresión?. Es decir, si soy bella soy blanco de agresiones sexuales, por lo tanto engordo y de ese modo nadie me mirará, ni me deseará sexualmente. Es una forma de defensa para estar a salvo.

Desde la perspectiva de Naska Groppaglio, la obesidad, así como la delgadez, las jorobas, etc. se utilizan para integrarse en el ?clan familiar?. Cuando no hay suficiente espacio en familias con muchos hijos, cuando uno nace no deseado, del sexo opuesto al esperado, es posible que el cerebro más primitivo encuentre estrategias de supervivencia que responden a estos patrones.

También hay personas que establecen su prioridad en el ahorro, en no gastar ni un centavo. Son las personas que no invierten, sólo acumulan. La obesidad podría ser un síntoma de esa disposición, del miedo a que le falte. Como un seguro a todo riesgo, donde la grasa es ?el seguro?

Detrás de la obesidad también puede haber una madre dominante, posesiva, que ejercía un control estricto sobre su alimentación, sus pensamientos, sus sentimientos y su creatividad. En este sentido, la obesidad representa una oposición inconsciente a la autoridad materna que abusó de nosotros

Un ejemplo puede aclararlo: Una niña empezó a engordar para que su madre la quisiera y se preocupara de ella como de su abuela que había enfermado y ahora estaba en su casa robándole toda la atención.

Alejandro Jodorowsky dice que cuando uno sufre un abuso, eso se sigue repitiendo. Hay que eliminar de la mente el símbolo del abuso y romper la fijación con un acto psicomágico. En este caso le recetó que comprara tantos kilos de huesos para perros como los que ella tenía en estos momentos de sobrepeso. Llevar toda esa carga en una carretilla hasta el cementerio donde estaba enterrada su abuela y decirle: ? abuelita, estos kilos son tuyos, no son míos, me libero de esta carga? También debería llevar miel para endulzar y que no fuera un acto hostil.

 

Noticias relacionadas con la obesidad…

Una noticia científica reciente apunta a que el estómago puede actuar como un ?segundo cerebro?. Se ha descubierto toda una red neuronal de entorno a cien millones de neuronas en el conducto intestinal. De esta manera, lo que se conoce como ?sentimiento intestinal? es el nudo en el estómago que todos conocemos. A riesgo de equivocarnos, podemos pensar que en este rudimentario ?cerebro? el hambre de amor, de atención y de ternura? lo satisfacemos con exceso de alimento.

Otra noticia habla de una especie de ?interruptor biológico? de la obesidad, que ofrece la posibilidad de manipular la presencia o ausencia de grasa en zonas anatómicamente estratégicas del cuerpo. Ese interruptor se activa sobre todo por el estrés crónico. Este hallazgo explicaría porqué hay personas que durante sus vacaciones, pese a los habituales excesos del verano, pueden llegar a perder peso al alejarse temporalmente de sus presiones y preocupaciones cotidianas.

La última de las noticias que vamos a comentar es una especie de ?programación enferma? que advierte que pronto habrá una epidemia de cáncer de estómago en los países desarrollados, según han alertado expertos en esta patología. Para estos expertos, la causa de este incremento podría tener relación con la obesidad. (Recordemos que las programaciones acaban por cumplirse)

Sería interesante y sobre todo positivo, complementar lo que los especialistas médicos aconsejan respecto a dietas y ejercicios para sanar la obesidad, con una mirada diferente a la misma, entendiendo la obesidad como un mensaje que el cuerpo nos manda para sanar lo que hay en su raíz. Debemos preguntarnos:

-¿Qué sentido metafórico tiene acumular la grasa o el líquido en este lugar de mi cuerpo?

-¿Qué es lo que en realidad acumulo y para qué?

-¿Por qué no dejo fluir la energía y las emociones?

-¿Qué oculto tras la grasa?

-¿A quién o a qué me parezco con esta imagen?

-¿He sido visto por mis padres?

-¿He tenido suficiente espacio para crecer entre mis hermanos?

-¿Estoy alimentando mi falta de amor con exceso de comida?

 

Autor Dr Salomon Sellam

La anorexia nerviosa, síntomas, causas y prevención

La anorexia nerviosa, a menudo simplemente denominada «anorexia», es un trastorno de la alimentación que se caracteriza por el peso corporal anormalmente bajo, el temor intenso a aumentar de peso y la percepción distorsionada del peso.

Para las personas con anorexia, es muy importante controlar su peso y su figura corporal, y hacen todo tipo de sacrificios que suelen interferir en su vida de forma significativa.

Para evitar aumentar de peso o para seguir adelgazando, las personas anoréxicas suelen restringir demasiado la cantidad de comida que consumen. Para controlar el consumo de calorías, pueden vomitar después de comer o usar de modo indebido laxantes, suplementos dietéticos, diuréticos o enemas. Además, para intentar bajar de peso, pueden ejercitarse en exceso. No importa cuánto baje de peso, la persona continúa sintiendo temor a aumentar de peso.

En realidad, la anorexia no se trata de la comida. Es una manera extremadamente poco saludable y, en ocasiones, mortal de intentar afrontar los problemas emocionales. Cuando tienes anorexia, lo que haces con frecuencia es equiparar la delgadez con la autoestima.

La anorexia, al igual que otros trastornos de la alimentación, puede tomar el control de tu vida y volverse muy difícil de sobrellevar. Pero con tratamiento, puedes lograr una mejor percepción de quién eres, volver a tener hábitos de alimentación más saludables y revertir algunas de las complicaciones graves que causa la anorexia.

Síntomas de la anorexia

Los signos y síntomas físicos de la anorexia nerviosa están relacionados con la inanición. Este trastorno también incluye problemas emocionales y conductuales asociados con una percepción irreal del peso corporal y con un temor muy intenso a aumentar de peso o a engordar.

Puede ser difícil advertir los signos y síntomas debido a que la noción de peso corporal bajo es diferente para cada persona, y es posible que algunas no parezcan extremadamente delgadas. Además, las personas con anorexia suelen esconder su delgadez, sus hábitos alimentarios o sus problemas físicos.

Síntomas físicos de la anorexia

Los signos y síntomas físicos de la anorexia pueden ser los siguientes:

  • Pérdida de peso excesiva, o no lograr el aumento de peso previsto para el desarrollo
  • Aspecto delgado
  • Recuento de células sanguíneas anormal
  • Fatiga
  • Insomnio
  • Mareos o desmayos
  • Pigmentación azulada en los dedos de la mano
  • Cabello fino o quebradizo, o pérdida de cabello
  • Vello suave como pelusa que cubre el cuerpo
  • Ausencia de menstruación
  • Estreñimiento y dolor abdominal
  • Piel seca o amarillenta
  • Intolerancia al frío
  • Ritmo cardíaco irregular
  • Presión arterial baja
  • Deshidratación
  • Hinchazón de los brazos o las piernas
  • Erosión dental y callosidades en los nudillos por la provocación de vómitos
  • Algunas personas con anorexia tienen episodios de atracones y purgas, similar a lo que les ocurre a las que tienen bulimia. Sin embargo, las personas que padecen anorexia por lo general luchan contra un peso corporal anormalmente bajo, mientras que aquellas que padecen bulimia suelen tener un peso normal o por encima de lo normal.

 

Síntomas emocionales y conductuales

Los síntomas conductuales de la anorexia pueden incluir intentos de bajar de peso de las siguientes maneras:

  • Restringir estrictamente la ingesta de alimentos mediante las dietas o el ayuno
  • Hacer ejercicios de forma excesiva
  • Darse atracones y provocarse vómitos para eliminar los alimentos, lo que puede incluir el uso de laxantes, enemas, suplementos dietarios o productos herbarios .

Estos son algunos de los signos y síntomas emocionales y conductuales:

  • Preocupación por los alimentos, que a veces incluye cocinar comidas elaboradas para los demás, pero no comerlas
  • Saltar comidas o rehusarse a comer con frecuencia
  • Negar el hambre o poner excusas para no comer
  • Comer solo unos pocos alimentos «seguros», por lo general, con bajo contenido de grasas y calorías
  • Adoptar rituales rígidos para las comidas o la alimentación, por ejemplo, escupir la comida después de masticarla
  • No querer comer en público
  • Mentir sobre la cantidad de comida que se ingirió
  • Sentir temor a aumentar de peso, que puede incluir pesarse o medirse el cuerpo repetidas veces
  • Mirarse con frecuencia al espejo para ver los defectos que se perciben
  • Quejarse por estar gordo o tener partes del cuerpo que son gordas
  • Cubrirse con capas de ropa
  • Estado de ánimo indiferente (falta de emociones)
  • Retraimiento social
  • Irritabilidad
  • Insomnio
  • Disminución del interés en las relaciones sexuales

Cuándo consultar al médico sobre la anorexia

Desafortunadamente, muchas personas con anorexia no quieren hacer un tratamiento, al menos al principio. El deseo de mantenerse delgado se antepone a la preocupación por la salud. Si estás preocupado por un ser querido, pídele encarecidamente que hable con un médico.

Si tienes alguno de los problemas mencionados más arriba, o crees que puedes tener un trastorno de la alimentación, busca ayuda. Si les estás ocultando tu problema de anorexia a tus seres queridos, intenta encontrar a una persona en quien confíes para hablar sobre lo que está ocurriendo.

Causas de la anorexia

Se desconoce la causa exacta de la anorexia. Al igual que con muchas enfermedades, probablemente sea una combinación de factores biológicos, psicológicos y del entorno.

  • Factores biológicos. Si bien aún no está claro qué genes están involucrados, podría haber cambios genéticos que hacen que algunas personas presenten un mayor riesgo de padecer anorexia. Algunas personas pueden tener una tendencia genética al perfeccionismo, la sensibilidad y la perseverancia: características vinculadas a la anorexia.
  • Factores psicológicos. Algunas personas con anorexia pueden tener rasgos de personalidad obsesiva compulsiva que les facilitan seguir dietas estrictas y privarse de comer aunque tengan hambre. Es posible que tengan una tendencia extrema al perfeccionismo, lo que hace que piensen que nunca están lo suficientemente delgadas. Además, pueden tener niveles altos de ansiedad y restringir su alimentación para reducirla.
  • Factores del entorno. La cultura occidental moderna resalta la delgadez. El éxito y la valoración suelen estar equiparados con la delgadez. La presión de grupo puede ayudar a fomentar el deseo de estar delgado, especialmente en las mujeres jóvenes.

Factores de riesgo de la anorexia

La anorexia es más frecuente en niñas y en mujeres. Sin embargo, cada vez más, los niños y los hombres presentan trastornos de la alimentación, que, posiblemente, están relacionados con el aumento de las presiones sociales.

La anorexia también es más frecuente en adolescentes. De todas maneras, este trastorno de la alimentación puede presentarse en personas de cualquier edad, si bien es poco frecuente en mayores de 40. Los adolescentes pueden presentar un riesgo mayor debido a todos los cambios corporales que atraviesan en la pubertad. También es posible que enfrenten mayor presión de grupo y que sean más sensibles a las críticas o incluso a comentarios casuales sobre el peso o la figura.

Ciertos factores aumentan el riesgo de sufrir anorexia, por ejemplo:

  • Genética. Los cambios en genes específicos pueden hacer que ciertas personas tengan un riesgo mayor de sufrir anorexia. Aquellos que tienen un familiar de primer grado (padre, hermano o hijo) que haya padecido el trastorno presentan un riesgo mucho mayor de tener anorexia.
  • Dieta y hambre. Estar a dieta es un factor de riesgo de padecer un trastorno de la alimentación. Existen pruebas contundentes de que muchos de los síntomas de la anorexia, en realidad, son síntomas de hambre. El hambre afecta el cerebro e influye en los cambios del estado de ánimo, la rigidez en el pensamiento, la ansiedad y la reducción del apetito. El hambre y el adelgazamiento pueden cambiar la menara en la que funciona el cerebro en personas vulnerables, lo cual puede perpetuar las conductas alimentarias restrictivas y dificultar el regreso a los hábitos alimentarios normales.
  • Transiciones. Ya sea cambiar de escuela, casa o trabajo, cortar una relación o la muerte o enfermedad de un ser querido, los cambios pueden causar estrés emocional y aumentar el riesgo de anorexia.

Complicaciones de la anorexia

La anorexia puede tener muchas complicaciones. En su forma más grave, puede ser mortal. La muerte puede ocurrir de manera repentina, incluso cuando una persona no está excesivamente delgada. Puede ser resultado de ritmos cardíacos anormales (arritmias) o de un desequilibrio de los electrolitos (minerales como el sodio, el potasio y el calcio que mantienen el equilibrio de los líquidos en el cuerpo).

Otras complicaciones de la anorexia comprenden las siguientes:

  • Anemia
  • Problemas del corazón, como prolapso de la válvula mitral, ritmos cardíacos anormales o insuficiencia cardíaca
  • Disminución de la masa ósea (osteoporosis), lo que aumenta el riesgo de sufrir fracturas
  • Pérdida muscular
  • En las mujeres, ausencia de la menstruación
  • En los hombres, disminución de los niveles de testosterona
  • Problemas gastrointestinales, como estreñimiento, hinchazón o náuseas
  • Anomalías electrolíticas, como bajo nivel de potasio, sodio y cloruro en la sangre
  • Problemas renales

Si una persona anoréxica está en estado de desnutrición grave, todos los órganos del cuerpo pueden sufrir daños, incluido el cerebro, el corazón y los riñones. Es posible que este daño sea irreversible, incluso cuando la anorexia está bajo control.

Además de un sinnúmero de complicaciones físicas, las personas con anorexia también suelen tener otros trastornos de salud mental. Algunas de estas pueden ser:

  • Depresión, ansiedad y otros trastornos del estado de ánimo
  • Trastornos de la personalidad
  • Trastornos obsesivos compulsivos
  • Consumo indebido de alcohol y sustancias
  • Autolesiones, pensamientos suicidas o intentos de suicidio

Prevención de la anorexia

No hay nada que garantice la prevención de la anorexia nerviosa. Los médicos de cabecera (pediatras, médicos familiares e internistas) están en una buena posición para identificar indicadores tempranos de anorexia y evitar que se presente la enfermedad en estado avanzado. Por ejemplo, en las consultas médicas de rutina, pueden hacer preguntas acerca de los hábitos alimentarios y el grado de satisfacción con el aspecto.

Si notas que un familiar o amigo tiene baja autoestima, hace una dieta demasiado estricta y está insatisfecho con su aspecto, considera la posibilidad de hablar con él o ella acerca de estos problemas. Si bien puede que no seas capaz de evitar que manifiesten un trastorno de la alimentación, puedes hablarles sobre conductas más saludables u opciones de tratamiento.

 Fuente: Clínica Mayo

Sonido de Delfines y su Efecto Terapéutico

Las ballenas y los delfines son Seres de Luz que nos asisten y acompañan durante nuestra estadía en el Planeta Tierra.

Los delfines, con su inteligencia, su ternura, sus juegos y su alegría, invitan a nuestro ser interior a expandirse y a expresarse en armonía. Las ballenas, guardianas de la memoria del planeta, actúan a nivel celular, flexibilizando todo aquello que habiéndose rigidizado en nosotros, nos lleva a repetir una y otras vez patrones de conductas de los que tal vez ya estemos listos para dejar de realizar.

Algunos beneficios de escuchar sonidos de delfines y ballenas:

  • Nos ayudan a sellar nuestra aura para que no se filtren influencias externas.
  • Actúan sobre miedos, posibilitándonos ver claramente el origen de los mismos.
  • Serenan nuestro sistema nervioso, ayudandonos a  disfrutar de un merecido descanso y disipar el insomnio.
  • Aplacan la ansiedad.
  • Estimulan la creatividad.
  • Trabajan en la integración del ser.
  • Nos liberan de cargas innecesarias.
  • Actúan a nivel psicosomático.

Vitiligo: descubre su origen emocional y transgeneracional

VITILIGO Y BIONEUROEMOCIÓN: MANCHA FAMILIAR, SEPARACIÓN BRUTAL

El vitiligo es una enfermedad de la piel caracterizada por la presencia de manchas blanquecinas que delatan la ausencia total o parcial de melanocitos, las células responsables de la pigmentación. Estas manchas aparecen en forma de parches de tamaño y forma irregulares cuando, por la destrucción total o parcial de melanocitos, la producción de melanina se reduce notablemente.

Las partes del cuerpo más afectadas suelen ser la cara (vitiligo acrofacial), los dedos, las manos, los codos, las axilas las rodillas, las caderas, los pies, el pubis, y los genitales, indistintamente en uno u otro lado del cuerpo ya sea diestra o zurda la persona. También es común su aparición en las partes del cuerpo que delimitan dos tipos de piel, por ejemplo la zona próxima a las fosas nasales, el borde de labios, la región anal, los párpados o l as orejas). La aparición de vitiligo no altera la textura de la piel en la zona afectada ni resulta contagiosa. Es una enfermedad de consecuencias principalmente estéticas y, por tanto, con claras repercusiones psicosociales.

Aspecto físico:

Son zonas despigmentadas que pueden aparecer repentina o progresivamente y que presentan unos bordes nítidos. Habitualmente experimentan un crecimiento progresivo pueden llegar a provocar otros cambios cutáneos como encanecimiento del pelo en las zonas afectadas e incluso alopecia areata.

El vitiligo aparece con mayor frecuencia en personas jóvenes, sobre todo menores de veinte años; pero, en general, puede afectar a personas de cualquier edad. Se calcula que su prevalencia oscila entre el 0,5 y el 3 % de la población mundial, sin que se hayan observado diferencias en razón de sexo o raza.

La medicina clásica occidental considera que la aparición del vitiligo obedece a factores genéticos y a una reacción defensiva del sistema inmunitario frente a situaciones de estrés, cambios hormonales, quemaduras, etc. Esta reacción del sistema inmunitario tiene como resultado la producción de unos anticuerpos que destruyen los melanocitos, afectando, en consecuencia, a la pigmentación cutánea.

Tradicionalmente, la medicina considera dos distintos tipos de vitiligo:

? Vitiligo simétrico. Es el más común. Las manchas aparecen a ambos lados del cuerpo, ocupando zonas similares, con manchas también de tamaño similar a uno y otro lado.

? Vitiligo segmentario o asimétrico. Se caracteriza porque las manchas blanquecinas aparecen sólo en un lado del cuerpo y éstas crecen progresivamente durante los primeros seis meses desde su aparición para después quedar en fase de estabilización sin apenas cambios.

El vitiligo es una de esas enfermedades para las que la medicina occidental no ha encontrado todavía un tratamiento realmente eficaz y satisfactorio. Entre las opciones que se ofrecen más habitualmente está la fototerapia dermatológica, es decir, la exposición de las zonas afectadas a rayos ultravioleta tratando de incrementar la sensibilidad a la luz de la piel. Otras opciones más agresivas pasan por la práctica de injertos o, en último extremo, cuando la mayor parte del cuerpo está afectada, se puede proceder a despigmentar la piel no afectada buscando restablecer de ese modo un cierto equilibrio estético. Otra opción, menos traumática, sin duda, consiste en aplicar maquillajes y tintes que sirven para camuflar el vitiligo.

La descodificación biológica del vitiligo nos lleva a poner el foco de atención en las causas emocionales que lo provocan y su inequívoco sentido biológico en lugar de limitarnos a contemplar la mera manifestación física o cutánea.

De forma genérica, las enfermedades de la piel implicanconflictos de separación, de pérdida de contacto corporal con nuestros seres queridos y habituales. El común denominador de todas las enfermedades de la piel es el amor. Sentirse o no tocado hace referencia de forma inequívoca a sentirse querido, comprendido, apoyado, amado. De esas situaciones de falta ese contacto pueden surgir estados emocionales de miedo, angustia o sensación de estar bajo amenaza.

Por otra parte,la piel simboliza y representa nuestra identidad, nuestra individualidad. Por tanto, los problemas de piel atentan o ponen en duda nuestra y, con ello, nuestra propia identidad en un mundo en el que imperan, sobre todo, las apariencias externas.

Cuando hay problemas de piel también suelen ser conflictos de sentirse sucio, manchado, desprotegido, deshonrado, atacado en la integridad y la dignidad. Por tanto, puede haber situaciones vividas y sentidas con vergüenza, con mancillamiento, sobre todo en personas muy sensibles que dan demasiada relevancia a las palabras, juicios y opiniones que sobre ellas hacen los demás.

Todos estos aspectos genéricos de la descodificación biológica de las enfermedades de la piel deben tenerse muy en cuenta a la hora de afrontar en terapia el vitiligo; pero esta enfermedad presenta matices muy precisos. El vitiligo pone en evidencia que la persona afectada sufre de manera muy profunda y con culpa la separación. Es posible que sienta como un rechazo personal la distancia y la pérdida de contacto. Puede sentirse culpable por no haber sido capaz de evitar una separación vivida y sentida como brutal, llegando incluso a desvalorizarse por ello. Es así como se general elsentimiento de mancha con respecto a esa circunstancia concreta.

El cambio físico externo y estético que provoca la aparición de las zonas despigmentadas crea la sensación angustiosa de pérdida de identidad. Las inequívocas manchas blanquecinas generan un sentimiento inconsciente de ser distinto, de estar marcado, de no pertenecer al clan o a la familia. De esa marca externa también surgen sentimientos de mancha y, por ende, de una impureza y una suciedad que no se puede ocultar.

Por otra parte, la persona enferma de vitiligo puede estarexpresando en su cuerpo un conflicto de suciedad del clan. En ese caso, se debe estudiar con detenimiento el Árbol Genealógico y el Proyecto Sentido para detectar el origen y naturaleza de ese conflicto porque es probable que la persona afectada haya recibido, por lealtad y afinidad transgeneracional, el mandato inconsciente de ?limpiar? esa suciedad pretérita. El vitiligo tiene, por tanto, el sentido biológico de limpiar, de propiciar que entre más luz para diluir la mancha familiar. Simbólicamente, el vitiligo representa un anhelo inconsciente de volverse transparente para que la luz ilumine aquello que por mucho tiempo, incluso durante generaciones, estuvo oculto, escondido en lo más recondito, por resultar traumático o vergonzoso.

La persona que sufre vitiligo ha asumido el mandato transgeneracional inconsciente y la responsabilidad de limpiar la mancha del clan. Ha aceptado ser ella quien abra las ventanas de par en par para que los secretos salgan a la luz. Esa persona debe analizar y tomar conciencia de los conflictos, de los secretos y de las suciedades familiares.Los secretos familiares pueden tener que ver con sacar a la luz temas escondidos o no aceptados como pueden ser: hijos extramatrimoniales o hijos mestizos de padres interraciales en épocas pasadas donde ésto era considerado una vergüenza familiar. El conflicto aquí resulta ser de pertenencia: el no tener claro a qué grupo racial/social/religioso pertenecer; conflicto de solidaridad con uno u otro grupo de diferentes clases sociales o raciales o bien religiosas.  Conflicto de identidad. Ser hijo/a “mixto” y no poder “elegir” ninguno de los dos “bandos”. La falta de integración de éstos dos “bandos opuestos” se vive en el propio cuerpo. 

El conflicto inconsciente que está en la raíz del vitiligo tendrá que sondearlo profundamente la persona que lo padece, de ésta forma logrará transmutarlo y superarlo.

Además del sentido biológico que entraña el vitiligo, en terapia resulta fundamental analizar el Proyecto Sentido y, sobre todo, el Transgeneracional, ya que esta enfermedad casi siempre se gesta en las generaciones previas. En definitiva, el vitiligo es la manifestación inconsciente de traumas transgeneracionales no resueltos que deben ser comprendidos e integrados emocionalmente por la persona afectada para desactivar esos programas inconscientes y, así, poder liberarse de manera definitiva de la enfermedad.

El Infarto y el Conflicto Emocional que lo Origina

El infarto es una forma del cuerpo de mostrarte que estás yendo demasiado lejos.

Te indica que estás en un punto de tensión límite y tu cuerpo no tiene la capacidad para soportarlo. Estás muy atado a los problemas y no puedes dejar de pensar en ellos ni un segundo.

Los infartos también se producen cuando hay una situación de extrema tristeza. Es importante, si has sufrido un infarto, apoyarte en el amor de tus seres queridos y tomarte un tiempo de paz y tranquilidad para ti mismo.

Algunas situaciones que podrían originarlo:

  • Estar separado del “amor de tu vida”, el no haberte podido casar con aquél gran amor.
  • Enviudar o separarte.
  • No sentirte reconocido por quienes amas.
  • Haberte endurecido demasiado por sufrimientos vivido.
  • Haber cerrado tu corazón para funcionar en el mundo profesional como un “robot insensible” ya que tu trabajo requiere que te comportes de esa manera. (ser neurocirujano, político, financista, por ejemplo).
  • No haberte sentido amado por uno o ambos padres.
  • No haberte sentido deseado desde el nacimiento.

Muchas son las situaciones que pueden llevar a una persona a bloquear su corazón. Cuando hablamos de infarto siempre se trata de un bloqueo del fluir del amor en la vida de la persona que lo padece.

Consejo:

Conecta con tus emociones, abre tu corazón por más duros que sean los sentimientos que aparezcan .Anímate a sentir e intentar erradicar el miedo a ser herido. Anímate a amar apasionadamente corriendo riesgos. Enfócate la en las cosas esenciales de la vida. Este es el camino hacia la sanación.

¿Por qué se repiten situaciones en tu vida?

Una fruta muy completa que nos aporta múltiples beneficios.

El Acai Berry es una pequeña fruta de color púrpura oscuro con un fuerte parecido con las uvas. Comer esta fruta produce múltiples beneficios para la salud en general. Ayuda a desintoxicar el organismo limpiando literalmente los radicales libres del cuerpo.

El descubrimiento de sus increíbles propiedades antioxidantes ha revolucionado las tendencias modernas a base de tratamientos naturales.
Los científicos que han estudiado esta planta encontraron que el Acai Berry contiene 300% más de antioxidantes que las frutas como las uvas comunes o arándanos.
Este alto contenido de antioxidantes hace de esta fruta un limpiador natural muy beneficioso para el organismo, ayudando a liberarse de toxinas y rejuveneciendo el cuerpo.

Conoce los beneficios que produce la ingesta de ésta fruta en tu salud:

  • Limpia tu organismo de toxinas.
  • Disminuye el nivel de colesterol en sangre
  • Acelera tu metabolismo facilitando la pérdida de grasa
  • Ayuda a bajar de peso
  • Rejuvenece la piel de todo el cuerpo
  • Revitaliza el organismo aumentando su energía.
  • Disminuye la depresión y la ansiedad
  • Alivia el cansancio crónico
  • Facilita los procesos de sanación de enfermedades
  • Fortalece el sistema inmunológico

Incluye en tu dieta esta magnífica fruta y notarás una increíble mejoría en tu salud rápidamente.

Cuando Ayudar a otro es Mendigar Amor

El síndrome del salvador

 “Comprando amor”

 Todos sabemos que hay personas, sobre todo mujeres, que viven siempre ocupándose y preocupándose por los demás (familia, pareja,  cuestiones sociales, animales…). Personas que se embarcan en todo tipo de cruzadas y por lo que, en principio, podrían parecer admirables, pero que, vistas con ojos psicodinámicos, no lo son. Por eso las llamamos “salvadoras”. Porque se trata de  neuróticos/as afectados por una especie de “síndrome del salvador”.

 

 Lo primero que observamos en ellas es que tienden a olvidarse de sí mismas, no muestran contacto con su interior, con sus verdaderos sentimientos y necesidades. Suelen expresarse con dificultad porque ignoran lo que sienten, y también sufren una gran inseguridad inconsciente por miedo al abandono. Por eso toda su vida es una representación, son como creen que los demás esperan que sean. Este priorizar las necesidades ajenas sobre las propias, aunque aparentemente les proporciona una cierta paz y bienestar, en el fondo también les genera un gran resentimiento. Como sus exagerados sacrificios (que inconscientemente van contabilizando) nunca son lo bastante correspondidos, su rencor no disminuye.

 Las personas salvadoras necesitan prestar ayuda, que a menudo nadie les pide, para crear dependencias. Son neuróticos sobreprotectores que se anticipan a los deseos de los demás, que asumen responsabilidades por ellos, etc…, buscando así  ser valorados, queridos, afirmar su ego, su narcisismo, etc. Dicho de otro modo, intentan comprar amor. Pero, a pesar de las apariencias, son personas que no dejan crecer a sus “protegidos”, porque  los necesitan frágiles y desvalidos para seguir anestesiando sus malestares íntimos con ese hiperactivo “altruismo”.

 El salvador, con su inagotable generosidad y sin saber atender sus propias carencias ni pedir ayuda para sí mismo, tiende a establecer relaciones íntimas disfuncionales con otras personas aún más débiles que ella, para “rescatarlas”. Por eso habitualmente se relacionan e incluso se emparejan con personas infantiles, adictas, atormentadas… Sin embargo, como decíamos, las saboteará inconscientemente si tales personas intentan crecer. Para el salvador es vital sentirse necesitado. No perder su rol de “imprescindible”.

 El origen del síndrome del salvador, como el de toda neurosis,  lo hallamos en la infancia. Comienza cuando algún familiar (madre, padre, hermano, etc.), por distintos motivos conscientes o inconscientes, empuja al niño a comportarse de un modo u otro como adulto, a responsabilizarse de tareas que no le corresponden, a asumir los cuidados por el bienestar físico y/o emocional de aquél, etc. El niño se ve obligado entonces a renunciar a sí mismo, a “adaptarse” a las necesidades de los demás si quiere ser aceptado, sin recibir él mismo las atenciones y amor que tanto necesita… Se convierte, en otras palabras, en una víctima de violencia invisible. Alguien a quien le han robado la infancia.

 Por eso el salvador tiene muy baja autoestima y hondos sentimientos culpa. Se siente culpable cuando no consigue “hacer feliz” al otro. Tiene miedo de ser rechazado o castigado si no hace lo que debe a los ojos de los demás (que ha convertido en los suyos propios). Y, aunque necesita muchísimo afecto y reconocimiento, como no cree merecerlos, aunque sí los encuentre le resultará muy difícil aceptarlos y disfrutarlos. Y en muchas ocasiones incluso les incomodará… El salvador es  un hambriento que no sabe comer.

 Por tanto, de nada sirve repetir a los salvadores -esos grandes enfermos de esperanza- que dejen de esforzarse en exceso por los demás. Es como insistir a los adictos que dejen de consumir sus drogas, etc. ¡Tales son precisamente las únicas formas que, al menos temporalmente, conocen para aliviar sus carencias! En psicoterapia es fundamental que el salvador llegue a descubrir que sus agotadoras y frustrantes relaciones “salvador-rescatado” no son fruto de la casualidad o la mala suerte, sino una repetición de lo que ya hizo en su infancia, cuando luchó desesperadamente por conseguir el amor de su familia tóxica mediante sacrificios que nunca le correspondieron. Sin esta comprensión profunda, y las decisiones prácticas que puedan derivarse de ella, todo lo demás no será sino un círculo sin fin de quejas y sufrimientos.

 Autora Olga Pujadas Armengol