Agorafobia: su Origen Emocional y Transgeneracional

La agorafobia viene de las palabras griegas AGORA (que significa plaza pública) y PHOBUS (temor). Es el pánico de la muchedumbre y también el de tenerle miedo. Está fuertemente vinculado a un miedo inconsciente a la muerte.

A nivel personal…

Si estoy afectado de agorafobia, soy probablemente una persona muy sensible, receptiva a varios niveles (sobre todo psíquico [al nivel de mis pensamientos, al nivel mental]) y dotada de una imaginación muy fértil. Soy muy dependiente en el plano afectivo y verdaderamente no he cortado con el(los) lazo(s) materno(s). Tengo dificultad en discernir mi verdadero yo de lo que yo estoy creando en el plano psíquico, es decir formas- pensamientos, lo cual alimenta mis angustias.

Soy similar a una esponja: absorbo las emociones ajenas (sobre todo los miedos) sin discernir, filtrar ni proteger lo que me pertenece del resto, y aumento tanto mis miedos como los de los demás. Por lo tanto, tengo tendencia a replegarme sobre mí – mismo, a sentirme responsable de todo, a comunicar muy poco , salvo con la persona en quien tengo enormemente confianza, con quien me siento en seguridad: me aíslo pues por temor a apartarme de esta forma de seguridad. Incluso puedo pensar estar afectado de locura y debo cesar de creer esto lo antes posible. Me es fácil controlar todo, necesito estar en un lugar donde estoy en total seguridad. Sin embargo, tan pronto como dejo éste, todo se derrumba.

Me angustio por todo, como si mis miedos me invadiesen al punto de tener la sensación de perder el control. Tan pronto como una experiencia me estimula demasiado fuerte (nacimiento, accidente, fallecimiento, catástrofe), corro el riesgo de ahondarme aún más en mis angustias (ruidos, gente, etc).

Suelo ser una persona crítica conmigo mismo y con los demás y  vivo con mucha inseguridad, tengo poca confianza y creo que las cosas y situaciones no van tan bien como quisiese: por lo tanto, critico.

La agorafobia sobreentiende a veces un conflicto con mi madre, a quien critico constantemente. Debo cambiar mi actitud ahora mismo. Acepto mis miedos uno por uno, tales como son, ¡porque sé que envenenan mi vida, pero pueden también hacerme progresar!

Lo que tengo que aprender…

Aprendo a amarme y a aceptarme, a amar mi lado materno y protector (madre), a construirme un universo físico e interior lleno de felicidad, sin crítica ni dependencia. Tengo también la necesidad de aprender a expresar mi comunicación verbal y mi creatividad. ¡Debo superar el temor a ?perder mi lugar? y estar en armonía conmigo mismo! Tomar la  responsabilidad de mi felicidad, incluso en tiempos difíciles, que no son otros que tiempos de grandes aprendizajes. Acepto coger los riesgos y anticiparme a mis temores que frenan mi poder creativo. Esto me ayudará a controlar mejor mi vida y mis impulsos interiores. Una sexualidad equilibrada y activa tendrá la ventaja de hacerme soltar esta fijación emocional ligada al plano mental.

A nivel transgeneracional…

A nivel transgeneracional la agorafobia puede estar relacionada con una lealtad o alianza inconsciente con algún ancestro que haya vivido una situación de extremo estrés en un lugar público, frente a otras personas. Se pude tratar de situaciones en las que el ancestro fue secuestrado en la calle o bien se perdió en una plaza o fue asaltado o violado en un lugar público. Puede tener que ver con situaciones en las que el ancestro perdió a su hijo o a su madre (o padre) en un lugar público. Situaciones de catástrofes (bombardeos, terremotos, inundaciones) ocurridos en las cuales el aluvión de gente desesperada causó un impacto fuerte en la mente del ancestro en cuestión y representó la pérdida de conexión con seres queridos. Tiene que ver con historias de desaparecidos en mi familia.  Puede tener que ver con situaciones en las que el salir a la calle representaba un peligro real y había que permanecer recluido o escondido (épocas de guerras). Pueden tener que ver con la lealtad inconsciente a un ancestro que fue apedreado o ejecutado en la plaza pública o mutilado frente a otros, en cuya situación mi familiar vivió un profundo pánico. Otro hecho posible puede tener que ver con la muerte por asfixia de algún ancestro a causa de una avalancha de personas en algún lugar cerrado.  En todos los casos, el mundo es vivido como algo peligroso, así como las otras personas también son vividas como amenazas potenciales.

Lo que tengo que trabajar…

Trabajar sobre el árbol genealógico e indagar el origen biográfico y transgeneracional puede traernos mucho alivio y paz a este desequilibrio. El hecho de barajar posibles causas provenientes de nuestros ancestros mueve ?fichas? en nuestro inconsciente que son capaces de cambiar por completo la estructura de nuestros pensamientos y emociones.

El solo hecho de ser conscientes de éstas posibles causas ya es una puerta hacia una nueva vida, hacia la curación de cuerpo, mente, emociones y alma.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *