Dale Like y Síguenos!
Facebook
Facebook
Twitter
INSTAGRAM

La BioNeuroEmoción o Biodescodificación la entiendo como una disciplina o herramienta para conocerse uno mismo. Y entiendo por conocerse uno mismo conocer la propia mente inconsciente.

Queda claro que podemos hacer, a modo general, una división en dos partes de nuestra mente, la parte consciente y la parte inconsciente. La mente consciente y la mente inconsciente.

La mente consciente es esta que está leyendo y interpreta lo que está leyendo. Es la mente que razona, que utiliza la lógica, que justifica y explica. Lo curioso del caso es que aunque sólo seamos capaces de apreciar esta parte de la mente, no es esta la que guía nuestra vida. Aunque sí que desde esta mente consciente podemos hacer cambios en nuestra mente inconsciente.

Desde mi mente consciente me gusta esta chica por que es simpática, me hacer reír, es inteligente o cualquier otra característica que me servirá para justificar la atracción que siento. Desde mi mente consciente me gusta este coche, esta comida, esta ropa y puedo buscar una explicación. Desde mi mente consciente me gusta o no el trabajo. No soporto a mi pareja porque no demuestra amor hacia mi. Mi suegra es mala. El vecino es un imbécil y el jefe un autoritario y prepotente cabrón. Todo eso lo puedo razonar, justificar y así dar una explicación, conscientemente, coherente.

Lo curioso del caso es que me sienta o no atraído por la chica, por el coche, por la ropa; me caiga bien el suegro, mal la suegra, que tenga un imbécil por vecino o que mi jefe sea un cabrón viene dado por la información que tengo en mi mente inconsciente. Que respire sin dar órdenes para ello, que mi corazón siga palpitando o que me crezcan la uñas viene dado por la información que gestiona mi mente inconsciente. Que tenga picor en el brazo, que no me crezca el pelo, que me duela la barriga o padezca un dolor o enfermedad viene dado por una información que está en mi mente inconsciente.

Las enfermedades y los dolores aparecen porque hay una información en la mente inconsciente que hace que así sea. Lo que quiere mi mente inconsciente es que sobreviva, así que ese dolor o esa enfermedad tienen la finalidad de la propia supervivencia.

Una mujer no puede tener hijos. Su inconsciente la está protegiendo de tenerlos porque tiene una información de peligro y quizás de poner la vida en riesgo en caso de quedarse embarazada o de parir. Por ejemplo porque estuvo a punto de morir en un parto anterior, ella o otra mujer de su clan; y su mente ha registrado como peligroso el hecho de ser madre. Quizás la abuela murió en el parto o murió un hijo de la abuela en el parto.

Un animal está en el bosque y no encuentra comida porque ha nevado. Pasan los días y sigue sin comer. Su hígado se hará más grande para poder nutrirse al máximo cuando consiga un bocado. Siguen pasando los días sin comer. Cáncer de hígado. La enfermedad es una solución biológica a la situación que está padeciendo el individuo.

Este conflicto que, en el caso del animal que no puede comer, puede encontrase en una situación de la vida misma del individuo. En el caso de una persona podría ser el no tener comida o el no tener dinero, ya que en la sociedad donde nos encontramos, inconscientemente, podemos relacionar el dinero como nuestro sustento. El sujeto vive esta situación y aparece la enfermedad.

El conflicto que programa la enfermedad también puede encontrarse en el embarazo, parto o primeros años de vida de los cuales conscientemente no recordamos. Un niño que tiene dos años se separan sus padres, la madre lo vive dramáticamente, el niño recibe a través de las emociones de su entorno una información sobre las separaciones. Ese niño, ya hombre, se separa de su novia o mujer y le aparece un síntoma en su piel. En la mente inconsciente de ese ya hombre hay una información que dice que las separaciones son algo muy malo y que se sufre mucho. Él, al sufrir una separación, lo vive dramáticamente y su biología da una respuesta a ese conflicto que es poner otras capas de piel encima la piel, buscando el contacto que ha perdido. Si ni su madre, ni él hubieran juzgado como algo muy malo una separación, la piel de ese hombre no hubiera sufrido ningún cambio.

También el origen de la enfermedad, dolor o conflictos en nuestra vida podemos encontrarlos en nuestro árbol genealógico. Una chica embarazada de siete meses descubre que su marido le es infiel. Ella no puede entenderlo. Da a luz a una preciosa niña y se separa. Vive los primeros años de ser madre con depresión a causa de que se siente desprotegida y abandonada por su marido. Cuando vemos el transgeneracional, árbol genealógico, de esta chica encontramos que su bisabuela, madre de su abuela, perdió a su marido en un accidente de trabajo cuando estaba embarazada de siete meses de la abuela. Se repetía la emoción de desprotegida y abandonada. Cuando vio esto pudo suspirar y entender. Dejó de juzgar y por lo tanto de sufrir.

La clave está en el no juicio. Si no juzgáramos nada nuestro cuerpo estaría en armonía y salud. Tanto si lo juzga uno mismo, como un antepasado, por el hecho de haber un juicio y por lo tanto una emoción sobre el hecho enjuiciado, esa información pasa, como se ha comprobado con la epigenética, en las generaciones siguientes. Cuando alguien hace consciente ese juicio que se mantenía de forma inconsciente, esa información cambia y, después, de forma inherente, damos permiso para que nuestra biología vuelva a manifestarse “correctamente”.

Un caso muy simple con el cual me encontré fue con una chica que acudió a uno de mis cursos. Me dijo que desde hacía un tiempo parecía que era alérgica a la leche. No podía beber leche porque se le ponía mal y le dolía la barriga. Le dije que la leche es el primer alimento que tenemos, la leche de nuestra madre y que si su cuerpo rechazaba la leche es que, a nivel inconsciente, tenía un conflicto con su madre, estaba rechazando a su madre. Cuando volvió al curso la semana siguiente me dijo que llevaba cinco días bebiendo leche y que se sentía la mar de bien. Ella se percató de la emoción inconsciente y al hacerla consciente se terminó el conflicto. Eso puede valer para otras enfermedades, alergias, fobias, dolores e incluso para conflictos en las relaciones con los otros y con uno mismo. Cuando tomamos conciencia de cual es el conflicto que hace que la biología o las situaciones se expresan de una forma que es “perjudicial” permitimos que ese síntoma o conflicto pueda cambiar.

La BioNeuroEmoción se ocupa de buscar cual es esa información inconsciente que hace que la biología o las situaciones se expresen de esa forma. Una vez hallado el conflicto inconsciente se trata de cambiar esa información vieja que nos perjudica por una nueva que nos empodere, en forma de salud o bienestar según cada caso.

Autor Salvador Companyó

Libros Recomendados:

BIODESCODIFICACION, EL CODIGO SECRETO DEL SINTOMA de Enric Corbera

Notas Recomendadas:

Sobrepeso, obesidad y Biodecodificación

Problemas de Piel: ¿cómo regulo mi contacto con el mundo?

La Clave para Sanarse: desenterrar la emoción oculta

Tus problemas digestivos y su mensaje emocional

Vitiligo: descubrir su origen emocional ancestral

Depresión: culpa y miedo a la vida

Cómo abordar los ataques de pánico

Dime cómo fue tu parto y te diré cómo eres según la Biodecodificación

Si te gustó la nota compártela y dale “me gusta” a nuestra página de facebook!

 

Dale Like y Síguenos!
Facebook
Facebook
Twitter
INSTAGRAM