Dale Like y Síguenos!
Facebook
Facebook
Twitter
INSTAGRAM

La idea de cortar una relación afectiva importante o un trabajo que nos da seguridad puede resultar aterradora. Lazos muy profundos y sentimientos muy arraigados pueden hacer que nos cueste mucho dejar ir o alejarnos de un vínculo,  aún siendo conscientes de que ésta relación ya no nos hace feliz.

Lo mismo puede suceder con un empleo o profesión que en su momento nos llenó de satisfacción y seguridad pero que ahora sentimos que no nos hace feliz.  

Es importante darnos cuenta de que tenemos que soltar y seguir adelante con nuestra vida. Apegarnos a viejos sentimientos que ya no existen y a antiguas decisiones que ya no aplican al momento presente solo nos provoca stress, amargura y desequilibrios de todo tipo.  Esta falta de vitalidad en la relación puede afectar negativamente nuestro presente y a la larga también a nuestro futuro.

Sin embargo, podemos dejar ir, soltar, de manera consciente la relación que ya no nos hace feliz, de tal forma de que tenga un “final feliz” sin necesidad de caer en desgastes excesivos que pueden ser mucho más tóxicos y destructivos para todos los involucrados. Terminar una relación en paz y armonía, quizás con tristeza pero con dignidad le hace mejor a todos y a la larga traerá felicidad.

Estas son 10 señales de que debes dejar ir una relación o situación y seguir adelante con tu vida:

1. Sientes que ya no eres la misma persona.

Nuestros valores y sueños nos definen como personas. Si sientes que esta relación afectiva o de trabajo te está cambiando para mal significa que tu compañero/ trabajo/amigo/ familiar están transformándote en quien no eres. Si esto sucede es tiempo de alejarte. Jamas serás feliz pretendiendo ser alguien que no eres.  

2. Te estás alejando de tus sueños

Tus sueños que alguna vez te parecieron posibles ahora te resultan inalcansables o bien,  sin sentido. Sientes que intentar concretarlos es una pérdida de tiempo. Si te sientes de esta manera significa que tienes que tomar acción y volver a colocar a tus sueños en su lugar, dándoles la prioridad que se merecen.

3. Finges ser feliz

Si sientes que tienes que fingir una sonrisa todos los días significa que probablemente estés escondiendo tu verdadero “Ser”. Aléjate de todo aquello que te haga sentir así ya que está claramente actualizando la peor versión de ti mismo/a.

4. Te sientes exhausto/a

Te sientes cansado/a todo el día. Es probable que esa relación o ese trabajo estén drenando tu energía dejándote completamente agotado/a. De ser así, tienes que tomar riendas en el asunto y cortar con aquello que te desvitaliza.

5. Te sientes aislado/a

Si constantemente te sientes incomprendido/a y solo/a, es probable que tengas que comenzar a rodearte de otro grupo de  personas. Si quienes te rodean realmente te valoran tratarán de hacerte sentir importante y te aceptarán tal cual eres.

6. Te sientes aburrido/a

Cuando te despiertas por la mañana no sientes el entusiasmo de un nuevo día. Te sientes negativo y aburrido con respecto a lo que tienes que hacer o respecto de con quien estar.

7. No te sientes apreciado/a

Sientes que te “dan por sentado”. Sientes que las personas esperan cosas de ti pero no reconocen lo que les das ni te lo agradecen. Si estás rodeado/a de personas que no te respetan o reconocen tu valor termina ya con esas relaciones y busca a quienes sí te valoren por lo que eres.

8. Estás constantemente haciendo sacrificios

Las personas a tu alrededor muchas veces esperan de tí que le dediques tu tiempo, tu dinero, tu energía pero no te dan nada a cambio. Tú te sacrificas intentando ayudar a los demás en sus problemas pero no sientes que te devuelvan ni la misma atención ni la misma energía que tu le dedicas a ellos. Experimentas ansiedad y tensión por los problemas de otros sin embargo los otros no sienten lo mismo por tus problemas.

9. Te la pasas justificando a otros

Justificas el comportamiento de otros por miedo a afrontar la realidad de tu relación. Dices cosas como “No es que sea insensible, es que tuvo un mal día”…”No es que me maltrate, es que tiene carácter fuerte…”

10. Intentas hacer que funcione una y otra vez.

Tratas una y otra vez de adaptarte y hacer que funcione la relación o situación que en el fondo sabes que te está haciendo infeliz.

 

Si sientes que tienes por lo menos seis de éstas señales, significa que debes plantearte seriamente un cambio en tu vida. Ese cambio tiene que ver con cortar con relaciones o situaciones en las que ya no puedes estar más. Seguir en ese lugar puede llevarte a situaciones aún peores. Puedes llegar incluso a enfermarte física o mentalmente. Así como la felicidad se multiplica y expande, también lo hace la infelicidad. Darle un corte a tiempo a aquello que no te hace feliz, es en definitiva la decisión más feliz que puedes tomar.

Notas Recomendadas:

27 Señales de que tienes el Don de Curar a los Demás

Cuál es el sentimiento que se esconde detrás del sobrepeso

Problemas de piel: ¿cómo regulo mi contacto con el mundo?

¿Qué oculta tu desorden?

Si te sirvió ésta nota, compártela con tus seres queridos!

Dale Like y Síguenos!
Facebook
Facebook
Twitter
INSTAGRAM