Dale Like y Síguenos!
Facebook
Facebook
Twitter
INSTAGRAM

Con simples hábitos cotidianos puedes comenzar a aplicar conscientemente la Ley Universal de la Intensión para materializar tus deseos, siempre que éstos concuerden con tu propósito de vida y el camino de tu Alma en su desarrollo evolutivo espiritual. 

Repite estas reflexiones y ejercicios cada día:

“Hoy pondré a funcionar la Ley de la Intención y el Deseo comprometiéndome a hacer lo siguiente:”

  1. “Haré una lista de todos mis deseos, y la llevaré a donde quiera que vaya. Miraré la lista antes de entrar en mi silencio y mi meditación. La miraré antes de dormir por la noche. La miraré al despertar por la mañana.
  2. “Liberaré esta lista de mis deseos y la entregaré al seno de la Creación, confiando en que cuando parezca que las cosas no están saliendo bien, hay una razón, y en que el Plan Cósmico tiene para mí unos designios mucho más importantes que los que yo he concebido.
  3. “Recordaré practicar la consciencia del momento presente en todos mis actos. No permitiré que los obstáculos consuman o disipen la concentración de mi atención en el momento presente. Aceptaré el presente tal como es, y proyectaré el futuro a través de mis intenciones y mis deseos más profundos y queridos.

Repite éstas afirmaciones diarias como si de una Oración se tratara. Haz de éste oración un hábito y ejercita sus afirmaciones,  y verás que tu vida comenzará a tomar el rumbo que deseas en lo profundo de tu Alma. 

Notas Recomendadas:

Cómo poner a funcionar tu propósito en la vida

27 Señales de que tienes el Don de Curar a los demás

Pensar en positivo mejora tu salud

Recuerda quien eres y de donde vienes

¿Qué esperas para entregar tus dones?

Si te sirvió ésta nota, compártela con tus seres queridos!

Dale Like y Síguenos!
Facebook
Facebook
Twitter
INSTAGRAM