Saber Vivir Mejor

Revista Digital con Recursos, Notas, Tips y Consejos para una Mejor Calidad de Vida

Autoconocimiento, Salud, Terapias Alternativas

Cómo prepararte para sanar a los demás

Dale Like y Síguenos!
Facebook
Facebook
Twitter
INSTAGRAM

La enfermedad es, desde la perspectiva de un sanador, un desequilibrio. Y éste es el resultado de olvidarse de quién es uno. Este olvido crea pensamientos y acciones que conducen a una forma de vida insana y, en su momento, a la enfermedad. En sí misma, la enfermedad es la señal de que uno está desequilibrado por haberse olvidado de quién es. Se trata de un mensaje directo que no sólo nos dice la forma en que estamos desequilibrados, sino que nos muestra, además, los pasos que debemos dar para volver al yo real y a la salud. Se puede entender la enfermedad como una lección que uno se da a sí mismo para ayudarse a recordar quién es.

Si descubres que tienes el Don de Curar a los Demás tienes que tener en cuenta lo siguiente:

Lo primero que debes hacer como sanador o sanadora que se prepara para curar es abrirte a las fuerzas cósmicas y alinearte con ellas. Esto quiere decir que no sólo debes hacerlo antes de una sesión de curación, sino a lo largo de tu vida en general. Has de mantener una absoluta dedicación a la verdad y ser meticulosamente honrado u honrada contigo mismo en todas las áreas de tu ser.

Necesitas el apoyo de tus amigos y algún tipo de disciplina espiritual o proceso purificador. Necesitas maestros, tanto espirituales como físicos. Precisas mantener tu propio cuerpo saludable por medio del ejercicio y la nutrición sana, una dieta equilibrada (incluyendo una elevada ingesta de vitaminas y minerales, que el cuerpo gasta más cuando funciona con alta energía), descanso y ocio. Con este alimento, mantendrás tu propio vehículo físico en una condición que le permitirás elevar sus vibraciones para alcanzar y superar el campo energético y conseguir esas energías curadoras espirituales que fluirán entonces a través de ti.

Lo primero que tienes que hacer, antes de que se pueda producir la canalización, es elevar tus propias vibraciones para conectar con las energías curadoras. Antes de iniciar la sesión de curación, es aconsejable hacer por la mañana algún tipo de ejercicio físico, además de meditar, a fin de concentrarse y abrir los propios chakras. No tiene por qué ser un ejercicio prolongado; es suficiente con treinta a cuarenta y cinco minutos diarios.

photo-1448574271786-c15eea67e169

 Los cuidados del sanador…

Cuando notes que estás acumulando energía negativa en tu cuerpo, toma un baño caliente durante 20 minutos para limpiar tu aura, vertiendo previamente en la bañera medio kilo aproximadamente de sal marina y una cantidad similar de levadura. Este baño puede debilitarte mucho, pues extrae grandes cantidades de energía de tu cuerpo; por consiguiente, dispónte a continuación a tomar un descanso y reponer tus energías. Tomar baños de sol ayuda a recargar el sistema. El tiempo de exposición al sol depende de tu organismo. Guíate por la intuición, confiando en tu propio cuerpo. Puedes tomar baños de sol varias veces a la semana para limpiarte. Debes beber siempre un vaso de agua mineral después de cada sesión de curación; también debe hacerlo la persona que recibe la curación. El agua, al pasar por tu organismo, ayuda a limpiar la energía negativa. También los cristales ayudan a proteger tu sistema energético como sanador/a. Puedes llevar, colocado sobre tu plexo solar, un cristal transparente de cuarzo o amatista para reforzar tu campo y hacerlo menos permeable.

Una de las cosas más importantes que necesita un sanador para mantenerse sano es la disposición de tiempo y espacio privados. Esto no es fácil, ya que la mayoría de los sanadores debe afrontar una gran demanda de pacientes. Si es preciso, debes tener la capacidad para decir: «No, ahora necesito dedicarme a mí mismo», por muy grande que sea la demanda. Ello significa que debes concederte el tiempo que necesites, sin importar lo que pase. Si no lo haces, te agotarás y tendrás, de cualquier modo, que suspender tu actividad durante algún tiempo. No esperes hasta que no puedas dar más de ti.  Descansa ahora. Tómate tiempo para practicar tus aficiones y para otros placeres personales.

Es muy importante que como sanador o sanadora tengas una vida plena en la que tus necesidades se vean satisfechas. Si no es así, llegará un momento en que tratarás de apropiarte de las necesidades que han satisfecho tus pacientes. Así, pasarás a depender de éstos, y tal circunstancia supondrá una interferencia en el proceso de curación. La regla de oro del sanador es: primero, el yo y lo que lo nutre; después, una pausa profunda para meditar, seguida de la nutrición de los demás. Los sanadores que no actúen así no tardarán en quemarse y pueden arriesgarse a contraer una enfermedad a causa del agotamiento energético.


 

Sí querés enterarte más sobre sanación y otros temas seguinos en nuestra fanpage: SABER VIVIR MEJOR

Notas Recomendadas:

27 Señales de que Tienes el Don de Curar a los Demás

La Sanación Reconectiva: Conectar con la Fuente para Curar

El Poder Curativo de Los Gatos

Fuente: Bárbara Brennan

Dale Like y Síguenos!
Facebook
Facebook
Twitter
INSTAGRAM

5 Comments

  1. Javier

    Gracias esto es justo la información que andaba buscando, soy un ser consciente de 18 años muy feliz de estar vivo, que busca expresar su amor hacia el resto de alguna manera, y así mostrar mi gratitud hacia la fuente universal y mi madre tierra, veo que esta página tiene bastante información así que agradesco más aún todo el labor que el escritor hace acá, namasté

  2. Maria Graciela

    Gracias por la nota.Yo soy cosmetólga y cuando estoy terminando hago imposición de manos Hice el primer nivel de reiki,Pero desde muy chica tuve percepción de ser sanadora.Mi abuela me había enseñado algunas cosas que ella practicaba.Algunas personas vienen y me dicen que las sané de algunas dolencias que tuvieron y yo les digo que no las sané .Que es la Energía Universal que actúo .Gracias por la ayuda

  3. Andres

    Muy interesante. Es dificil a veces encontrar información sobre esto, y para las personas que somos así nos resulta a veces desconcertante el ser como somos, incomprendidos y sin saber que nos pasa. Gracias por compartirlo. Y hay muchos hombres tambien que somos espirituales eh! 😉 Abrazo de luz!

  4. Freddy

    Impresionado llevo muchos años sin practicar y quiero volver hacerlo, lo deje por que me he dedicado a cuidar a mi familia pero quiero tener algo de tiempo… Soy de Venezuela y creo que en mi país con la situación que tenemos, muchos amigos y familiares podrán necesitar de mi… Nunca me había limpiado las energías no sabia como hacerlo y siempre ha habido una voz en mi interior que cuando curó me dice lo que tengo que hacer.. No se si les pasa igual.. Saludos…

  5. beatriz

    Gracias por la información,la verdad me siento feliz de encontrar este artículo.ya que siempre me intereso todo lo que tiene que ver con medicina alternativa….soy técnico de enfermería y mis ancestros fueron personas sanadoras por la cultura indígena donde nacieron, les permitió ser parte de diferentes tipos de sanación.
    por lo que creo y lo que me sucede podría ser también sanadora. agradecida..saludos… meraki.

Leave a Reply

Theme by Anders Norén