Dale Like y Síguenos!
Facebook
Facebook
Twitter
INSTAGRAM

 No necesita alguien ser un psicópata para utilizar la “Táctica del Cerrojo o Candado”…

Muchas personas “normales”(aunque infantiles y egocéntricas) pueden utilizarla cuando no están bien en una relación, aún sin ser conscientes de que lo están haciendo.

 Sin embargo, todo psicópata la utiliza en forma constante siendo una característica (entre otras)  de su “modus operandi”.

Utiliza ésta táctica para debilitar y finalmente destruir a su víctima sin dejar rastro.

Solo una persona fría y carente de empatía puede actuar sistemáticamente de ésta manera en sus relaciones.

Solo una persona con rasgos psicopáticos se maneja así en sus relaciones íntimas de forma permanente.

 

La “Táctica del Candado”(Stonewalling) es una táctica que utilizan personas poco empáticas y/o con tendencias psicopáticas en sus relaciones, sobre todo con las más íntimas y en general con la pareja.

Paso aquí a describir como es ésta táctica:

Cuando alguien cierra toda posibilidad de comunicación contigo. Cuando minimiza todos tus esfuerzos por comunicarte con él, rehusándose a tomarte en serio; cuando alguien se niega a entablar un debate o discusión contigo que tenga que ver con la relación entre ambos; Te ignora o se aleja de ti, expresa fastidio o hastío contigo y tus asuntos con él.  Si te escucha lo hace con una actitud poco respetuosa y poco atenta para luego poder echarte en cara que ha tenido la “delicadeza” de hacerlo.

En cualquiera de los casos, adopta una actitud desganada, distraída, indiferente a los sentimientos que le expresas, no haciéndose responsable de nada en la relación. Es probable que te tilde de ser una persona “charlatana y aburrida”, que no sabe cuando detenerse y dejar de hablar, o te dirá que eres alguien que siempre está buscando conflictos o problemas donde no los hay, cuando en realidad lo que realmente genera el problema es su incapacidad para escuchar, para prestarte verdadera atención a tus reclamos y necesidades.

Su actitud puede hacer que a la larga te conviertas en una persona  pasivo-agresiva, empujándolo y pinchándolo cada tanto para ver si reacciona y decide “verte”, “registrarte” de una buena vez.  Si tu continúas buscando su atención, él se quejará y le dirá a los demás que se siente perseguido y acosado por ti, sin ningún motivo. Dirá que él no ha hecho nada para provocar en tí ésta actitud.  Te dirá que está harto y aburrido de ti y tus planteos sin importarle cuan importantes sean para ti,  negándose a profundizar en ellos. Cuanto más sientas la necesidad de tocar esos temas importantes, más indiferente se mostrará él. Su desaire será cruel y te dejará en un estado de profunda impotencia y desesperanza. Quizás también se muestre abierta o pasivamente agresivo contigo cada vez que intentes entablar un diálogo significativo.

Esta serie de actitudes son una forma de manipulación psicológica conocida como “Táctica del Cerrojo o Candado” y es una táctica muy sucia y cruel que mina completamente la autoestima de la víctima. Es una completa negación de la existencia del otro. Una negación del “ser” de la otra persona. Es altamente destructiva y más común de lo que se piensa.

La persona que utiliza ésta táctica se la puede catalogar de ser bastante sádica. Quizás disfrute incluso de ver a su víctima enojarse, “volverse loca”, desesperarse en sus intentos por ser escuchada, siguiendo con el mismo juego.

Es una forma eficaz de anular al otro. Su actitud provocará en su pareja reacciones de rabia, vergüenza, humillación, desesperanza y hasta estados alterados de consciencia en los cuales durará de su propia cordura. Este es justamente el objetivo del “psicópata”: hacer que su víctima “pierda la cabeza”.

Es una táctica emparentada con otra conocida como “Luz de Gas” (Gaslighting) que explicaré en otra nota más adelante, en la cual la meta es siempre la negación del otro.

 De más está decir que quienes ejercen ésta táctica son personas tóxicas, que es mejor tenerlas lejos y evitar cualquier relación íntima con ellos.

En el caso de advertir en nuestra pareja actitudes similares es conveniente tomar consciencia y decidir ya con conocimiento de causa, si seguir o no en ésta relación. Las consecuencias pueden ser similares a las de haber vivido un hecho traumático. Una relación de pareja donde se da éste escenario provoca en la víctima un estado de “estrés post-traumático crónico” similar al que sufren las personas que atraviesan hechos muy dolorosos y estresantes en sus vidas.

Uno de los problemas para salirse de una relación así es el hecho de que la víctima buscará una y otra vez rectificar su autoestima, y lo hará justamente en el lugar equivocado, con la persona que se la ha destruido. Renunciar a reestablecer la propia autoestima en el mismo vínculo que la destruyó es parte de la cura.

El primer paso para recuperar la propia estima luego de un vínculo semejante es darlo por terminado, y comenzar de nuevo lejos del perpetrador. Es hora de abrir el cerrojo y recobrar tu vida.

photo-1453134765485-7f9a71a803d5

Notas recomendadas:

10 Banderas Rojas que indican que estás en una Relación Abusiva

Como Reconocer y Evitar a un Psicópata

Dale Like y Síguenos!
Facebook
Facebook
Twitter
INSTAGRAM