Dale Like y Síguenos!
Facebook
Facebook
Twitter
INSTAGRAM

 

El eneagrama moderno de los tipos de personalidad es una síntesis de muchas y diferentes tradiciones espirituales y religiosas. En gran parte, es una condensación de la sabidurìa universal, la filosofìa perenne acumulada durante miles de años por cristianos, budistas, musulmanes (especialmente los sufìs) y los judìos (en la Kàbala). La esencia del eneagrama es el conocimiento universal de que todos los seres humanos somos presencias espirituales encarnadas en el mundo material y que misteriosamente compartimos la misma vida y el mismo espìritu del Creador.

El Eneagrama es un mètodo para investigar sobre uno mismo y para desarrollarse como persona; no solo es una tècnica de diagnòstico de la personalidad, sino tambièn una herramienta para el desarrollo personal, psicològico y espiritual.

 

Descubre tu Eneatipo:

Tipo 1: “El Reformador”. El tipo idealista de sòlidos principios. Las personas tipo Uno son èticas y concienzudas, poseen un fuerte sentido del bien y del mal. Se esfuerzan por mejorar y no soportan el error. Son organizados, ordenados, meticulosos. Pueden resultar demasiado crìticos y perfeccioistas. Su pecado capital es la ira.  En su mejor versiòn  el Uno  es sabio, perceptivo, realista, moral y noble.

 

Tipo 2: “El Ayudador”.  El tipo preocupado, orientado a los demàs. Los Dos son comprensivos, sinceros y bondadosos; son amistosos, generosos y abnegados, pero tambièn pueden ser sentimentales y aduladores. Desean hacer cosas por los demàs para sentirse necesitados. Tienen problemas para cuidar de sì mismos y reconocer sus propias necesidades. Su pecado capital es la soberbia. En su mejor versiòn el Dos es generoso, altruista y siente un amor incondicional por sì mismo y por los demàs.

 

Tipo 3: “El Triunfador”. El tipo adaptable y orientado al èxito. Son personas seguras de sì mismas, atractivas y encantadoras. Ambiciosas, competentes y enèrgicas. Pueden ser muy conscientes de su posición social y estar muy motivadas por su progreso personal. Suelen preocuparse por su imagen y por lo que piensan los demàs de ellas. Pueden ser adictos al trabajo y son muy competitivos. Su pecado capital es la falsedad. En su mejor versiòn son autènticos e inspiradores para la sociedad, un modelo de èxito a seguir por los demàs.

 

Tipo 4: “El Individualista”. El tipo romàntico e introspectivo. Los Cuatro son conscientes de sì mismos, sensibles, reservados y callados. En la intimidad son demostrativos, sinceros y cariñosos pero tambièn pueden ser tìmidos y caprichosos. Se ocultan de los demàs porque se sienten vulnerables o defectuosos. A veces rechazan las formas de vida convencionales. A veces tienen problemas de autocomplacencia y autocompasión. Su pecado capital es la envidia. En su mejor versiòn son inspirados, muy creativos, capaces de renovarse y transformar positivamente sus experiencias.

 

eneagrama_princ

 

Tipo 5: “El Investigador”. El tipo vehemente y cerebral. Los Cinco son inteligentes, perspicaces y curiosos. Son capaces de concentrarse y enfocar la atención en desarrollar ideas y habilidades complejas. Independientes e innovadores, es posible que se obsesionen con sus pensamientos y elaboraciones imaginarias. Se desligan de las cosas, peros son muy nerviosos y vehementes. Por lo general, tienen problemas de aislamiento, excentricidad y nihilismo. Su pecado capital es la avaricia. En su mejor versiòn son pioneros visionarios, estàn siempre en la vanguardia y son capaces de traer al mundo visiones totalmente innovadoras.

 

Tipo 6: “El Leal”. El tipo comprometido, orientado a la seguridad. Las personas tipo Seis son dignas de confianza, trabajadoras y responsables. Pueden adoptar una actitud defensiva, ser evasivas y muy nerviosas. Trabajan hasta estresarse al mismo tiempo que se quejan de ello. Suelen ser cautelosas e indecisas, aunque tambièn reactivas, desafiantes y rebeldes. Normalmente tienen problemas de inseguridad y desconfianza. Su pecado capital es la cobardìa. En su mejor versiòn son seguros de sì mismos, independientes y apoyan con valentìa a los dèbiles e incapaces.

 

Tipo 7: “El Entusiasta”. El tipo productivo y ocupado. Los Siete son versátiles, optimistas y espontàneos. Juguetones, animosos y pràcticos. Pueden querer abarcar demasiado, ser desorganizados e indisciplinados. Constantemente buscan experiencias nuevas y estimulantes, pero la actividad continua puede agotarlos. Tienen problemas de superficialidad e impulsividad. Su pecado capital es la gula. En su mejor versiòn son alegres, dignos, muy agradecidos y talentosos.

 

desqbre-los-eneatipos

Tipo 8: “El Desafiador”. El tipo poderoso y dominante. Los Ocho son personas seguras de sì mismas, fuertes y capaces de imponerse. Protectoras, ingeniosas y decididas, tambièn resultan orgullosas y dominantes. Piensan que tienen que estar al mando de su entorno y suelen volverse retadoras e intimidadoras. Suelen tener problemas para intimar con los demàs. Su pecado capital es la lujuria. En su mejor versiòn son personas con un gran control sobre sì mismas, usan su fuerza para mejorar la vida de los demàs, volvièndose heròicas, magnànimas y a veces històricamente grandiosas.

 

Tipo 9: “El Pacificador”. El tipo acomodadizo, humilde y pacìfico. Los Nueve son conformistas, confiados y estables. Son afables, bondadosos, se acomodan con facilidad y ofrecen su apoyo a los demàs. A veces pueden transigir demasiado con tal de evitar conflictos a costas de ellos mismos. Tienden a ser complacientes y a minimizar cualquier cosa inquietante. Pueden tener problemas de tozudez y pasividad. Su pecado capital es la pereza. En su mejor versiòn son capaces de unir a las personas y solucionar conflictos. Son excelentes mediadores. Son diplomàticos y logran cohesionar grupos heterogèneos.

 

Fuente: “La Sabiduría del Eneagrama”. Don Richard Riso y Russ Hudson.

Dale Like y Síguenos!
Facebook
Facebook
Twitter
INSTAGRAM